Meson de Cándido

Spain is different... and Cándido too

Spain is different... and Cándido too

Nadie pone en duda que el turismo es hoy uno de los motores de la economía española. La riqueza de los productos culturales y naturales, el desarrollo de las infraestructuras hoteleras, y la red viaria y de transportes que tejen la geografía de nuestro país son las claves de este revolucionario proceso. España es mucho más que un destino de costa, sol y playa. El turismo se convirtió en un fenómeno de masas en España a partir de la década de los 50 del siglo pasado, contribuyendo a dar fama al Mesón de Cándido. El genial Mesonero solía decir que el turismo era “una palabra mágica”; no en vano, consiguió convertir su casa en un lugar de peregrinación, y a él mismo, en toda una referencia de las cocinas regionales. A partir de la década de los 60, las agencias especializadas empezaron a organizar viajes (diarios, en verano) a la ciudad de Segovia y fue la cadena Melià la que diseñó la ruta Segovia-La Granja los martes, jueves y domingos. Otro hito para la ciudad fue la inauguración del Gran Hotel Las Sirenas, en 1952, con la intención de dar respuesta a la fuerte demanda turística que se empezaba a fraguar. Luis Bolín, principal responsable de la administración en materia turística, inauguró aquella infraestructura. La gastronomía como producto turístico empezaba a ser una realidad.

“No sé quién dijo que la mayor sinrazón del turismo sea la de convertir a los países en su propia y estereotipada caricatura. Pero lo cierto es que, sobre todo en sus comienzos, los turistas que llegaban a España no la concebían sin toreros ni gitanas con navajas en la liga. Supongo que tampoco escapamos a estos ‘clichés’ los españoles que salimos fuera y atravesamos los Pirineos por esos años. Londres nos evocaba la niebla, Sherlock Holmes (…); Francia, la Torre Eiffel y el amor a todas horas; Italia, los amadores con bigote, los espaguetis (…)… aquellas gentes que venían de otros países querían conocer nuestras costumbres, nuestro carácter y nuestra pasión por la vida”, decía Cándido en su libro de Memorias, recordando épocas pasadas. En aquella España de la posguerra, el turismo dio forma a un proyecto integrador que convertía algunas ciudades en lugares extraordinariamente atractivos para los visitantes foráneos. El ocio, el descanso y la vacación se asentaban como un ‘derecho fundamental’. Y Segovia empezaba a competir con los destinos de sol y playa, identificándose con aquel lema que nació entonces… y que ya ha hecho historia: ‘Spain is different’.

Plz. Azoguejo, 5, Segovia (40001) España. Tel: +34 921 425 911 y +34 921 428 103