Meson de Cándido

Los cinco mandamientos del Mesón de Cándido

Los cinco mandamientos del Mesón de Cándido

Delicioso, insuperable, mítico y espectacular. Todas estas palabras –adjetivos elogiosos que recibimos siempre desde el cariño- han sido alguna vez pronunciadas por los comensales del Mesón de Cándido. De hecho, solo encuentran su verdadero sentido cuando se dicen de corazón, después de disfrutar de una espectacular comida. Primerizos, veteranos o potenciales clientes, ahí van algunas recomendaciones para disfrutar al 100% de nuestra casa. Son los cinco mandamientos del Mesón de Cándido.

 

  1. Honrarás al cochinillo, por encima de todos los platos. El cochinillo es al Mesón de Cándido lo que el Alcázar a Segovia. Es decir, una de sus principales señas de identidad. Su aroma invade todas las estancias del Mesón, casi a cualquier hora del día. Es imposible no caer en la tentación. No pedir cochinillo en Cándido es como cerrar los ojos delante del Acueducto de Segovia.

 

  1. Disfrutarás, por encima de todas las cosas. Si tienes la suerte de participar en la ceremonia del trinchado, junto a Alberto o a Cándido López –hijo y nieto del Mesonero, respectivamente-, desliza el plato con aplomo sobre el cochinillo. Luce la mejor de tus sonrisas, porque te harán decenas de fotos. Y disfruta del momento, porque lo recordarás siempre.

 

  1. Compartirás tu experiencia para dar testimonio. Las fotografíasdecoran todas las paredes del Mesón de Cándido, las de ayer y las de hoy. Pero ahora, la imagen digital ha sustituido al carrete, y los móviles a las cámaras fotográficas de toda la vida. Todo es susceptible de ser fotografiado, pero gana por goleada el cochinillo. La mejor fotografía es la que está sin hacer, así que te invitamos a que la hagas tú. Dispara, etiqueta, comparte y comenta. ¡Tus fotos pueden dar la vuelta al mundo! Pero, ojo, todo a su debido tiempo: por encima de todo, disfruta y saborea la comida. Y hazlo con los cinco sentidos.

 

  1. Te dejarás aconsejar. Ante cualquier duda, no tengas reparos en preguntar a nuestro equipo de sala. Te recordamos que nuestro sumiller, Pablo Martín, es un experto en materia de vinos, así que puedes dirigirte a él si no tienes claro qué pedir en la comida o cómo armonizar los platos que te van a servir.

 

  1. Prometerás volver… Y estamos seguros de que volverás cuando tengas otra oportunidad. El Mesón de Cándido es una experiencia irrepetible, por eso todo el mundo se marcha de aquí con ganas de revivirla nuevamente.

 

Plz. Azoguejo, 5, Segovia (40001) España. Tel: +34 921 425 911 y +34 921 428 103