Meson de Cándido

El Mesón de Cándido, paraíso ‘foodie’

Son fervientes seguidores tendencias, nunca se olvidan de la cámara fotográfica y su móvil de última generación siempre está preparado para tuitear. El fenómeno ‘foodie’ –término extraño que la mismísima Fundación del Español Urgente, Fundeu, aconseja sustituir por el de ‘comidista’- se ha instalado en el mundo gastronómico. Sabemos que el Mesón de Cándido es un paraíso para ellos: la cocina es excelente y no hay un centímetro de pared ni de mesa que se pueda dejar de fotografiar. Si, además de aficionado al buen comer, el ‘foodie’ es mitómano por naturaleza, deseará regresar una y otra vez a nuestra casa para rematar la agradable faena de conocer –a través de las fotografías o gracias al rico anecdotario de Alberto López, hijo del Mesonero Cándido- la galería de personajes que han pasado por nuestra casa.

El mesón de Cándido paraiso foodie

En más de una ocasión lo hemos dicho y nunca nos cansaremos de recomendar lo siguiente: aquí se disfruta de la comida, pero también de nuestra historia. Casi toda está colgada en las paredes y adosada al mobiliario. ¡Si las mesas hablaran!.. Por eso, en el Mesón de Cándido está permitido fotografiar y compartirlo. Está claro que el Mesón de Cándido es mucho más que un restaurante. Es un museo cuajado de recuerdos y un extraordinario lugar para vivir experiencias. Además, está estratégicamente situado junto al Acueducto, por eso las vistas son excelentes desde cualquier mesa. Si al ‘foodie’, ‘comidista’ o ‘aficionado a la cocina’ le gusta la buena gastronomía, si emplea todo su tiempo libre en cocinar y si no puede dejar de fotografiar los platos que pide en un restaurante, entonces está obligado a visitar el Mesón de Cándido de Segovia.

Plz. Azoguejo, 5, Segovia (40001) España. Tel: +34 921 425 911 y +34 921 428 103