Meson de Cándido

De Sofía Loren a Cantinflas

De Sofía Loren a Cantinflas

Pocas cosas como un bocado de tierno cochinillo puede seducir a un paladar exigente. Por el Mesón de Cándido han pasado muchos: paladares aristocráticos y de la realeza, políticos y jefes de estado de todo el mundo, actores de Hollywood, escritores, intelectuales y Premios Nobel. De Pío Baroja a Ortega y Gasset; de Orson Welles a Anthony Quinn; de Gracia de Mónaco a Gina Lollobrigida. El cochinillo ha saciado apetitos desmesurados, ha dado tregua a dietas estrictas y se ha sobrecogido cuando el comensal se ha mostrado sorprendido al desconocer el origen o la procedencia del crujiente bocado. El Mesón de Cándido conserva cientos de anécdotas al respecto.

 

Entre todas las anécdotas que recoge la memoria de nuestra larga historia, el Mesón de Cándido hoy quiere recordar con cariño la visita del genial actor mexicano Mario Moreno, Cantinflas, a nuestra casa. ¿Quién no recuerda el desparpajo y verborrea de sus personajes cinematográficos? La revisión de cualquiera de sus películas nos recuerda aquella famosa frase que él mismo pronunció: “La primera obligación del hombre es ser feliz y la segunda hacer feliz a los demás”. Qué generosa verdad. Cantinflas visitó el Mesón de Cándido en el mes de febrero de 1983. De su paso por aquí se conserva su fotografía y, si hubiera que buscar una cita o dedicatoria, ahí va la de su colega, el periodista y dramaturgo mexicano Ernesto García Moraga, que también en esta casa estampó los siguientes versos:

 

“Detente… turista y repara
que el cordero lechal
que Cándido prepara
es un platillo genial”

Plz. Azoguejo, 5, Segovia (40001) España. Tel: +34 921 425 911 y +34 921 428 103