Meson de Cándido

Cortar jamón y degustar… todo es empezar

No diremos que compite con el cochinillo asado de nuestra casa, pero no hay comida o aperitivo que se precie que no cuente con un buen plato de jamón cortado a cuchillo sobre la mesa. El jamón es uno de los manjares más deliciosos y, probablemente, el plato que mejor representa a la gastronomía española fuera de nuestras fronteras. Muchos comensales se asombran cuando comprueban cómo es una pieza de jamón colocada sobre el jamonero. Nos referimos, como es natural, a los clientes extranjeros, menos familiarizados con el producto y el corte a cuchillo.

 cortar jamon y deguustar

El arte de cortar jamón es una práctica fascinante. Todo un ritual. Lo más importante de todo es que la pieza sea de buena calidad, pero también tener buenas herramientas para que el corte se haga de forma segura y correcta. Antes de extraer las primeras lonchas hay que limpiar el jamón, y eso también tiene su miga. Por lo tanto, los cuchillos son fundamentales, pero también el jamonero, que es donde descansa la pieza.

Un jamón bien cortado es un manjar para los sentidos. Si el cliente lo pide en el Mesón de Cándido, podrá verlo cortar en vivo y en directo, si se dispone a degustarlo en la misma barra, acompañado de un buen vino tinto. Hay que apreciar el tamaño de las lonchas, su grosor y longitud. También todos los aromas que se desprenden, su extraordinario sabor, cómo se funde la ligerísima grasa con la carne. Y, lo más importante: ¡no hay que dejar nada en el plato! Cortar y degustar… para empezar y no terminar.

Plz. Azoguejo, 5, Segovia (40001) España. Tel: +34 921 425 911 y +34 921 428 103