Meson de Cándido

Aquella guisandera admirable

Aquella guisandera admirable

“Detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer”. Puede que esta frase, hoy en día, nos parezca una afirmación bastante trasnochada pero, décadas atrás, muchas fueron las mujeres que trabajaron duro, casi siempre en la sombra, sin esperar que los focos mediáticos apuntasen hacia la gran labor que realizaban. Este fue el caso de Patro, una mujer que trabajó, día a día, para llevar al Mesón de Cándido hasta el lugar que ocupa en nuestro tiempo.

Doña Patro fue una figura clave en el mesón y, por eso, hoy queremos recordarla. Juan de Contreras y López de Ayala, el Marqués de Lozoya, se refirió a ella como una “guisandera admirable y modelo de segovianas virtudes femeniles”. Una persona profesional y talentosa, fiel compañera de viaje del Mesonero. Patro resultaba imprescindible en el Mesón de Cándido, siempre al pie del cañón, y sin ella nos resultaría muy difícil entender la historia de nuestra casa.

Esta no es la primera vez que hacemos mención a su figura en este blog, y seguro que tampoco será la última porque, si Cándido es nuestro padre, ella es nuestra madre. Como tal, queremos agradecerle todo lo que hizo para que nuestro establecimiento se convirtiera en uno de los puntales gastronómicos de nuestro país. En el enlace que os dejamos a continuación, podéis leer más información sobre esta gran mujer que tanto representa para nuestro mesón. Gracias, Patro, por hacer de nosotros, junto a Cándido, lo que somos hoy.

https://bit.ly/2S1i8g5

Plz. Azoguejo, 5, Segovia (40001) España. Tel: +34 921 425 911 y +34 921 428 103